Browsing Tag

gastronomía

NOTICIAS

Semana Santa: ¡Santa dieta!

marzo 21, 2015

1385471_hot_cross_buns_for_easter_3

¡Por fin llega Semana Santa! Son días de descanso, de viajes, de encuentros familiares, de comidas muy tradicionales… pero, ¿que hago yo con mi dieta?

“Tres meses adaptando mi dieta a unas calorías equilibradas. Dos meses acostumbrándome a comer por raciones razonables. Un mes a base de batidos proteínicos. Diez, doce, veinte quilos menos y ahora toca enfrentarse a las torrijas de mamá, los roscos de la abuela, los pestiños que mi cuñada, que cocina como nadie. Mi prima que se ha empeñado en aprender a hacer tocinitos de cielo, y todavía queda la mona de mi ahijado!”

Si, esto es lo que pesamos muchos que estamos a dieta. Cuando disfrutar de más tiempo libre nos hace suponer que no podremos resistir las tentaciones, es bueno recordar algunos consejos. Por supuesto que podemos disfrutar la Semana Santa:

  • No saltarse comidas aunque alguna haya sido demasiado calórica.
  • Ser consciente de que tenemos que ´beber más agua entre horas (8 vasos al día).
  • Si hemos tomado algún bacalao al pilpil u otras comidas con “sustancia”, las siguientes intentad que sean más ligeras.
  • Evitad aderezar más los platos con salsas. Sean no o light. evitaremos también así no aumentar la ingesta de pan.
  • Añadid siempre fibras extras en todos los platos. Ensaladas, verduras, siguen siendo básicas en la dieta.
  • Intentad seguir marcando los horarios de comida y comed al menos cinco veces al día.
  • Aprovechad parte del tiempo de ocia para hacer un poco más de ejercicio. Pasear por el campo, ir en bici, visitar la ciudad, nadar… Aunque sea poquito os hará gastar unas cuantas calorías.
  • Si os mantenéis activos e interesados en otras cosas, la comida pasará a ser cosa solo de la hora de comer. Ver la tele y tener frutos secos al lado son malos consejeros.

Todo lo anterior es interesante tenerlo presente pero no os olvidéis que la mejor manera de no tener ansiedad por la comida y la dieta es ser feliz. Disfrutad de cada una de las cosas. Familia, viajes, descanso, y porque no, de esos pestiños que tomaremos de postre con el café. A la vuelta seguiremos aquí para ayudaros a volver a la rutina de conseguir vuestros ‘kilos sanos’. Si no, ya que estamos en Semana Santa seguid “sufriendo” y peleando con la dieta. Esta será vuestra ‘pequeña’ penitencia 😉

1386022_easter_eggs_decoration

MONOGRÁFICOS NOTICIAS

Clásicos gastronómicos de Semana Santa

marzo 26, 2013

Aprovechando que estamos a las puertas de la ansiada Semana Santa, me gustaría recordar dos clásicos de nuestra típica gastronomía y sin desperdicio alguno: el bacalao y las torrijas.

El bacalao

Llegado el momento de la abstinencia de la carne, tenemos la oportunidad de disfrutar del típico bacalao de salazón (o fresco). Un manjar nutritivo y de digestión fácil.

Su contenido graso es bajo y aporta una elevada cantidad de proteínas de alto valor biológico. El valor nutritivo de 1kg de bacalao es igual a 3,2 Kg de otro pescado.

El bacalao tiene pocas calorías ya que no contiene azúcar. Es ideal para diabéticos. Pero también protege del riesgo cardiovascular por ser pobre en hierro. Y cabe recordar que su cantidad de sal es similar a la de la sangre.

Es rico en fósforo, necesario para el buen funcionamiento del cerebro; en potasio, elemento necesario para la saludable contracción de los músculos y el corazón, y en Omega 3, ayudando a la prevención y control de enfermedades cardiovasculares, cáncer, hipertensión y desordenes inflamatorias.

El bacalao es rico en iodo, absolutamente necesario para el buen funcionamiento de la glándula tiroides. Es muy rico en flúor, necesario para evitar cavidades dentarias.

bacalao

Las torrijas

Las torrijas son un dulce típico de la Semana Santa en España, y era el modo de aprovechar el pan del día anterior que nuestras abuelas realizaron durante años.

Los dulces son una tentación a la que es difícil resistirse. En ese sentido, las torrijas son un postre muy completo. Contienen huevo (proteínas de alto valor biológico, grasas, lecitina, vitaminas y minerales como el hierro), leche (proteínas, grasas, calcio y vitamina B2) y pan. Es un alimento energético, rico en hidratos de carbono complejos. Por ello, recordad que el azúcar y el aceite de fritura, añaden calorías extras a la receta.

Postres como este son un deleite para el paladar, si bien se recomienda que su consumo sea ocasional y en cantidades razonables. Conviene recordar que el azúcar y los dulces producen elevaciones bruscas de los niveles de azúcar (glucosa) en sangre con caídas rápidas, por lo que su consumo está desaconsejado en caso de padecer diabetes (se puede sustituir el azúcar por edulcorante acalórico). Y, en caso de obesidad, debe restringirse su consumo dada su capacidad para incrementar el peso en función de su valor energético. Para aquellas personas que sufren de inapetencia o de desnutrición, puede ser una opción interesante ya que en poco volumen se están aportando gran cantidad de nutrientes de importancia funcional para nuestro organismo.

Disfrutad de estos, y otros típicos platos, comiendo de todo pero en su justa medida.

torrija

No hay amor más sincero que el que sentimos hacia la comida.

(George Bernard Shaw)

A %d blogueros les gusta esto: