Browsing Category

MONOGRÁFICOS

MONOGRÁFICOS NOTICIAS

Piel sana en verano, piel bonita

junio 21, 2019

“Una piel sana en verano es una piel bonita”. Vivimos en un país lleno de luz y sol. Cada año llega antes la temporada donde los rayos solares son más intensos, deberíamos de poner a punto nuestro “escudo” natural frente a las altas temperaturas, rayos ultravioletas, sequedad o demasiada humedad ambiental… La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo. Una coraza flexible que nos defiende y provoca una barrera entre la inclemencia y el bienestar corporal. Por otro lado, el sol, es un magnifico aliado para mantener una salud física y mental importante. sol y piel pueden ser grandes amigos o puede que se conviertan en enemigos de por vida.

Debemos, por tanto, aprovechar los beneficios que nos aporta esa alianza (calor, síntesis Vit. D, optimismo, antidepresivo…)  y, al tiempo, evitar los perjuicios (quemaduras, fotoenvejecimiento, cáncer de piel…).

¡A ver que os parece este decálogo!

 Diez recomendaciones para una piel sana bajo el sol:

1-  Aplicar protector solar antes de salir de casa. El protector solar ayudará a filtrar las radiaciones ultravioleta A y B, que son perjudiciales para la piel. Además  conseguirá un bronceado progresivo y evitara  complicaciones a corto plazo (quemaduras), y también consecuencias a largo plazo ( fotoenvejecimiento, cáncer de piel). Se aconseja un factor de protección solar de 30 o superior. Además, los nuevos factores de protección aportan vitaminas para combatir los radicales libres y ácido hialurónico para hidratar.piel sana y sol

2-  El protector solar se ha de aplicar, mínimo, cada dos horas. Repartiremos una cantidad adecuada de forma uniforme por todo el cuerpo media hora antes de salir de casa y después ir repitiendo a cada rato.

3- Complementar la protección al sol con sombreros, gafas, pareos,… Actualmente en el mercado hay incluso camisetas con factor de protección incorporado. Gracias a estos complementos además de protegernos aportaremos un toque “chic” a la protección solar.

4- Días antes de comenzar la exposición solar y durante todo el período, recomendaríamos el uso de nutricosméticos y alimentos naturales ricos en micronutrientes (Vitaminas, minerales). Componentes que activan nuestras defensas naturales frente al sol y que contengan, además, vitaminas C, E y D y antioxidantes. Nos protegerán la piel frente al sol, aumentarán nuestra capacidad de exponernos al sol y algunos, incluso, con caroteno, nos darán un bronceado más  bonito y duradero.

piel sana

5- Si estamos en la playa o en la piscina, hay que tener en cuenta que el protector que se utilice sea resistente al agua, ya que es importante ir refrescándose cada media hora.

6-  Tomar el sol en horarios adecuados.Las mejores horas de tumbarnos al sol son antes de las 11h y después de las 16h. Las horas en las que el sol es más peligroso son de 12h a 15h.

7-  Es falso que si nos exponemos al sol con un factor de protección alto no nos pongamos morenos. Por tanto, no usarlas o inventar unos “potingues” caseros para aumentar el bronceado es altamente peligroso.

8-  Beber agua, durante todo el tiempo de exposición es básico si queremos mantener la hidratación interna y la elasticidad de la piel.

9-  Después de la exposición solar, es muy importante aplicar cremas hidratantes con aloe vera, que hidraten la piel, la reparen, calmen y consigan mantener el bronceado más tiempo.

10-  Exfoliar la piel mientras nos duchamos una vez a la semana, para eliminar las células muertas de la piel y conseguir que al broncearnos sea sobre una piel sana.

Siguiendo estos sencillos consejos conseguiremos mantener una piel sana y bronceada durante todo el verano. Como siempre, púbilcamente, evito especular con las diferentes marcas de fotoprotectores, nutricosméticos, cremas hidratantes…, pero también como siempre estaré encantada de recomendar en privado las mejores opciones.

piel sana

Aliméntate también  de sol,…sano

MONOGRÁFICOS NOTICIAS

Los Nutrientes Esenciales del Deportista

mayo 31, 2019

Los nutrientes esenciales del deportista los tienen claro tanto los deportistas profesionales como preparadores físicos y entrenadores. Pero, ¿y los amateurs? ¿Y el vecino del 5º que sale cada tarde a correr? ¿y mi amiga gema que va al gimnasio cada día? Incluso, porqué no, Parkour A lo mejor no harán una marca record en su especialidad pero, a lo mejor se superan así mismos. Conociendo alguno de los nutrientes esenciales les podemos ayudar.

Hace buen tiempo y parece que salir de casa y hacer un poco de ejercicio apetece más. Pensamos en hacer eso, un poco de ejercicio físico, creemos que no es deporte. En efecto, no es deporte…de élite. pero es deporte. Nuestro cuerpo, complexión, edad, etc…lo exponemos a una serie de “entrenamientos” y no está de más que lo tratemos como a un campeón.

Los nutrientes esenciales del deportista son muchos y muy combinables. Hoy solo vamos a nombrar algunos. Los básicos y otros con los que podemos fácilmente complementarnos.

En deporte existen dos tipos de nutrientes. Unos que proporcionan la energía necesaria para que el organismo lleve a cabo las funciones vitales y extras. Otros no producen energía pero contribuyen con su presencia a que se pueda conseguir.

En el primer grupo estaría los macronutrientes: hidratos de carbono, las proteínas y las grasas. Mantendrían trabajando el metabolismo. Liberarían o transformarían energía química en energía mecánica o de movimiento. En el segundo tendríamos el agua, las vitaminas, las enzimas, los minerales y oligoelementos. Estos colaboran en el proceso ayudando y facilitando las reacciones que producirán la energía.

Las personas que realizan ejercicio físico y quieren mantener o mejorar su rendimiento, requieren de nutrientes extra. Según objetivo individual y dependiendo de su necesidad, las recomendaciones serán distintas. Eso sí, recomendaciones siempre de un profesional.

Vamos a indicar unos cuantos nutrientes que funcionan como ayudas ergogénicas (ergón=fuerza, génico=generador). Estas sustancias ayudan a mejorar el rendimiento del deportista, el uso de la energía y potencian la fuerza, velocidad, coordinación, control de peso, actitud competitiva, fatiga y recuperación del organismo.                   1241543_winner

Nutrientes que aumentan la energía:

Espirulina, ginseng rojo coreano, jalea real, maca, eleuterococo, mate.

Masa muscular:

Acerola, calcio, magnesio, potasio, vitaminas grupo B, tribulus terrestris, maca, espirulina.

Capacidad aeóbica:

Coenzima Q10, L-carnitina, guaraná, té verde, cromo, chlorella, alfalfa, ortiga, espirulina.

Reducción de grasa:

HCA (hidroxicitrato), pomelo, diente de león, té verde, cromo, L-carnitina, guaraná, Q10.

Articulaciones y prevención de lesiones:

Glucosamina, condroitina, MSM(metilsulfonilmetano), silicio, manganeso, cobre, curcumina, potasio, Vit. C, calcio.

Recuperación:

Omega 3, Vit A, betacarotenos, flavonoides, Vit. C, Vit. E, selenio, Q10.

Mejora de la recuperación:

Omega 3 y 6, sodio, potasio, glucosa, fructosa, maltodextrina, magnesio, jiaogulan. hierro, manganeso.

Como siempre no daremos marcas en público pero si seguiremos indicando dónde encontrar estos nutrientes en más abundancia en la naturaleza 😉

1389662_untitled_1

MONOGRÁFICOS NOTICIAS

Alcachofa en invierno

enero 24, 2019

Alcachofa en invierno. Una de las verduras mediterráneas mas originales y sabrosas, la alcachofa, encuentra su momento más álgido en nuestra mesa.

La alcachofa o Cynara Scolymus es una planta perenne, cultivada a lo largo de la región mediterránea, tanto en el sur de Europa como en el norte de África. Tiene un tamaño bastante grande, que puede llegar a casi 2 metros de altura y unas hojas grandes y alargadas, de color verde claro en el haz (parte superior) y pelillos blanquecinos en el envés (parte inferior de la hoja).

Comenzado la temporada, se observa el crecimiento de inflorescencias redondeadas, con una serie de escamas en la parte externa que protegen la flor de la alcachofa que está en el interior. Estas “escamas” que presentan las flores  se llaman brácteas y a medida que la flor va madurando se vuelven cada vez mas duras. Es importante recolectar la alcachofa en su punto justo para favorecer que todas las partes estén tiernas y comestibles.

 

 

Cuando comemos alcachofas no estamos comiendo ningún fruto sino la flor de la planta cuando aun no se ha abierto completamente. Nos comemos los capullos de la planta de alcachofa.

Si dejamos desarrollarse completamente la flor de la alcachofa, veremos con sorpresa que es una de las mas bellas entre las verduras y hortalizas, ya que presentan un color morado intenso, que en algunas variedades también puede tomar tonos azulados.

Nutrición

En cuanto a valores nutricionales, la alcachofa contiene, además de gran cantidad de agua (88%), mucha fibra (3.5%) e hidratos de carbono en general.  Como propiedades especiales, encontramos que la alcachofa es especialmente diurética, que provoca que la eliminación de líquidos más eficiente en la orina y por tanto genera mayor ligereza y menor volumen en nuestro cuerpo, ideal para dietas de adelgazamiento.

Al ser la alcachofa un potente diurético natural, estimula la producción de bilis por parte del hígado y por tanto una mejor y mas efectiva digestión de los alimentos que la acompañan, sobre todo si son grasas.

Tiene alto contenido en vitaminas y minerales, que garantizan la ingestión adecuada de estos oligoelementos en nuestro cuerpo:

Vitamina A – 17 miligramos por 100 gramos

Vitamina B1 – 0.1 miligramos por 100 gramos

Vitamina C – 9 miligramos por cada 100 gramos

Calcio – 45 miligramos por cada 100 gramos

Potasio – 570 miligramos por cada 100 gramos

Fósforo – 80 miligramos por cada 100 gramos

Además de estas vitaminas y minerales mayoritarios, las alcachofas contienen otras sustancias en menor proporción que aportan características muy saludables al organismo, que son la Cinarina y los Esteronles, que tienen capacidad de reducir la cantidad de colesterol en el cuerpo por dos vias:  eliminación del ya existente y efecto bloqueante de absorción de colesterol.

 

Si está pensando en cuidar su alimentación, disfrutar con un sabor intenso y original y ademas perder volumen o peso, la alcachofa es su verdura del invierno.

A %d blogueros les gusta esto: