Browsing Category

NOTICIAS

CURIOSIDADES NOTICIAS

En carnaval, ¡carnaval carnaval!

febrero 24, 2019

En carnaval todo el mundo gozando y en diversión pero, ¿que relación  hay con la comida?

En el mundo occidental, o en el llamado “primer mundo”, no se plantea hoy en día como “matar” el hambre. Nos preocupa más como darle paladar y placer a los alimentos cotidianos y de paso, como no engordar al hacerlo. Tal vez por eso  nos resulta difícil entender que antepasados nuestros, dieran tantísima importancia a la comida en todas las celebraciones.

Hoy, cuando nos referimos al “carnaval”, lo asociamos a: disfraces, fiestas de máscaras, libertad en opinar groseramente, o en fiestas paganas y orgías. El Jueves lardero solo nos recuerda al día de la tortilla, a las salidas al campo en familia o comilonas con demasiada grasa saturada entre amigos. Muchos han olvidado que la fiesta de carnaval era básicamente la fiesta de despedida de la comida. La antesala de la cuaresma, donde los que tenían muy poco para comer hacían  virtud de una necesidad y donde los que vivían en opulencia, la padecían igualándose así a los pobres.

imagen-9090-galletas-de-carnaval

A sabiendas que la religión iba a prohibir durante 40 días comer carne (carne, fiestas, y demás excesos), las gentes aprovechaban la semana anterior para “saltarse” todas las normas sociales. El Jueves anterior comenzaban el festejo con las mejores viandas que podían conseguir. La mayoría restos de las matanzas conservadas en aceite o manteca (carnes de más categoría no se conservaban o no eran accesibles al pueblo llano).

Hasta nuestros días han llegado esos rituales pero solo se parecen las viandas a aquellas en el aspecto graso de las mismas. Las grasas saturadas siguen siendo las “reinas del carnaval” aunque las butifarras sean “d’ou”, setas, caviar o al cava.  Chicharrones de caramelo y  chocolate, espinacas o frutos del bosque. Tortillas de camarones o de semillas de amapola… El único problema es que, contrariamente a nuestros antepasados, nosotros nos “saturamos” de saturadas muchos días al año y, por supuesto, no estamos ayunando cuarenta días seguidos ni en el total del año.

Butifarra d'ou

Un consejo carnavalero: si os apetece gozar de la fiesta más carnal, es recordar que lo menos afrodisíaco son los derivados larderos (derivados del cerdo). También aquellos guisos en los que abunden grasa, huevos y harina (osmolaridad muy pesada). Os recomiendo ligereza y el repaso un post anterior alimentanto el sexo

MONOGRÁFICOS NOTICIAS

Alcachofa en invierno

enero 24, 2019

Alcachofa en invierno. Una de las verduras mediterráneas mas originales y sabrosas, la alcachofa, encuentra su momento más álgido en nuestra mesa.

La alcachofa o Cynara Scolymus es una planta perenne, cultivada a lo largo de la región mediterránea, tanto en el sur de Europa como en el norte de África. Tiene un tamaño bastante grande, que puede llegar a casi 2 metros de altura y unas hojas grandes y alargadas, de color verde claro en el haz (parte superior) y pelillos blanquecinos en el envés (parte inferior de la hoja).

Comenzado la temporada, se observa el crecimiento de inflorescencias redondeadas, con una serie de escamas en la parte externa que protegen la flor de la alcachofa que está en el interior. Estas “escamas” que presentan las flores  se llaman brácteas y a medida que la flor va madurando se vuelven cada vez mas duras. Es importante recolectar la alcachofa en su punto justo para favorecer que todas las partes estén tiernas y comestibles.

 

 

Cuando comemos alcachofas no estamos comiendo ningún fruto sino la flor de la planta cuando aun no se ha abierto completamente. Nos comemos los capullos de la planta de alcachofa.

Si dejamos desarrollarse completamente la flor de la alcachofa, veremos con sorpresa que es una de las mas bellas entre las verduras y hortalizas, ya que presentan un color morado intenso, que en algunas variedades también puede tomar tonos azulados.

Nutrición

En cuanto a valores nutricionales, la alcachofa contiene, además de gran cantidad de agua (88%), mucha fibra (3.5%) e hidratos de carbono en general.  Como propiedades especiales, encontramos que la alcachofa es especialmente diurética, que provoca que la eliminación de líquidos más eficiente en la orina y por tanto genera mayor ligereza y menor volumen en nuestro cuerpo, ideal para dietas de adelgazamiento.

Al ser la alcachofa un potente diurético natural, estimula la producción de bilis por parte del hígado y por tanto una mejor y mas efectiva digestión de los alimentos que la acompañan, sobre todo si son grasas.

Tiene alto contenido en vitaminas y minerales, que garantizan la ingestión adecuada de estos oligoelementos en nuestro cuerpo:

Vitamina A – 17 miligramos por 100 gramos

Vitamina B1 – 0.1 miligramos por 100 gramos

Vitamina C – 9 miligramos por cada 100 gramos

Calcio – 45 miligramos por cada 100 gramos

Potasio – 570 miligramos por cada 100 gramos

Fósforo – 80 miligramos por cada 100 gramos

Además de estas vitaminas y minerales mayoritarios, las alcachofas contienen otras sustancias en menor proporción que aportan características muy saludables al organismo, que son la Cinarina y los Esteronles, que tienen capacidad de reducir la cantidad de colesterol en el cuerpo por dos vias:  eliminación del ya existente y efecto bloqueante de absorción de colesterol.

 

Si está pensando en cuidar su alimentación, disfrutar con un sabor intenso y original y ademas perder volumen o peso, la alcachofa es su verdura del invierno.

NOTICIAS

Antioxidantes y rejuvenecimiento celular

enero 4, 2019

Antioxidantes y rejuvenecimiento celular, siempre van de la mano. Pero, ¿que son los antioxidantes?

Los antioxidantes son sustancias que reaccionan químicamente con los radicales libres desactivándolos e impidiendo el crecimiento descontrolado, que es la causante de muerte celular.

El sistema antioxidante es un  mecanismo de defensa. Vitaminas y minerales desempeñan un papel fundamental previniendo que las membranas de las células se oxiden e incluso protegiendo y potenciando la resistencia a la oxidación.

Los más “potentes”  antioxidantes que tenemos son: el selenio, el zinc, cobre, magnesio, la vitamina E (alfa-tocoferol), la vitamina C (ácido ascórbico) y la vitamina A (retinol). La Vit. C y la E podríamos catalogarlas de “superpotentes” antioxidantes ya que casi están presente en todas las reacciones antienvejecimiento. Otras substancias antioxidantes e indispensables en el proceso de antioxidación, serían: los flavonoides, los compuestos azufrados, licopeno, carotenos, ácido lipoico, Coenzima Q-10, quercetina, polifenoles… Todos ellos los podemos obtener manteniendo una alimentación con un aporte adecuado de vegetales, frutas, cereales y pescados.

La vitamina C (ácido ascórbico)  es necesaria para producir colágeno, metabolizar grasas, cicatrizar heridas y fortalecer las defensas del organismo. La encontramos en naranja, fresa, limón, col de Bruselas, coliflor, grosellas, kiwi, melón y tomate verde.  Además de antioxidante, la Vitamina C ayuda a la absorción del hierro, del calcio y de otros aminoácidos. Su deficiencia provoca una debilidad general en el organismo e infecciones respiratorias. La enfermedad más grave por falta de ella sería el escorbuto.

La Vitamina E (tocoferol) defiende a las membranas celulares de la oxidación causada por los radicales libres al mantener la integridad de las células. Evita que las vitaminas A y C y el mineral selenio se destruyan, alivia la fatiga, previene y disuelve coágulos sanguíneos, protege a los pulmones de la contaminación, proporciona oxígeno al organismo, retarda el envejecimiento y acelera la cicatrización de quemaduras. La encontramos en el aguacate, brócoli, ciruela, espinaca, espárrago, manzana, plátano y zanahoria.

461823_harvest

A %d blogueros les gusta esto: