Browsing Tag

sol

MONOGRÁFICOS NOTICIAS

Piel sana en verano, piel bonita

junio 21, 2019

“Una piel sana en verano es una piel bonita”. Vivimos en un país lleno de luz y sol. Cada año llega antes la temporada donde los rayos solares son más intensos, deberíamos de poner a punto nuestro “escudo” natural frente a las altas temperaturas, rayos ultravioletas, sequedad o demasiada humedad ambiental… La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo. Una coraza flexible que nos defiende y provoca una barrera entre la inclemencia y el bienestar corporal. Por otro lado, el sol, es un magnifico aliado para mantener una salud física y mental importante. sol y piel pueden ser grandes amigos o puede que se conviertan en enemigos de por vida.

Debemos, por tanto, aprovechar los beneficios que nos aporta esa alianza (calor, síntesis Vit. D, optimismo, antidepresivo…)  y, al tiempo, evitar los perjuicios (quemaduras, fotoenvejecimiento, cáncer de piel…).

¡A ver que os parece este decálogo!

 Diez recomendaciones para una piel sana bajo el sol:

1-  Aplicar protector solar antes de salir de casa. El protector solar ayudará a filtrar las radiaciones ultravioleta A y B, que son perjudiciales para la piel. Además  conseguirá un bronceado progresivo y evitara  complicaciones a corto plazo (quemaduras), y también consecuencias a largo plazo ( fotoenvejecimiento, cáncer de piel). Se aconseja un factor de protección solar de 30 o superior. Además, los nuevos factores de protección aportan vitaminas para combatir los radicales libres y ácido hialurónico para hidratar.piel sana y sol

2-  El protector solar se ha de aplicar, mínimo, cada dos horas. Repartiremos una cantidad adecuada de forma uniforme por todo el cuerpo media hora antes de salir de casa y después ir repitiendo a cada rato.

3- Complementar la protección al sol con sombreros, gafas, pareos,… Actualmente en el mercado hay incluso camisetas con factor de protección incorporado. Gracias a estos complementos además de protegernos aportaremos un toque “chic” a la protección solar.

4- Días antes de comenzar la exposición solar y durante todo el período, recomendaríamos el uso de nutricosméticos y alimentos naturales ricos en micronutrientes (Vitaminas, minerales). Componentes que activan nuestras defensas naturales frente al sol y que contengan, además, vitaminas C, E y D y antioxidantes. Nos protegerán la piel frente al sol, aumentarán nuestra capacidad de exponernos al sol y algunos, incluso, con caroteno, nos darán un bronceado más  bonito y duradero.

piel sana

5- Si estamos en la playa o en la piscina, hay que tener en cuenta que el protector que se utilice sea resistente al agua, ya que es importante ir refrescándose cada media hora.

6-  Tomar el sol en horarios adecuados.Las mejores horas de tumbarnos al sol son antes de las 11h y después de las 16h. Las horas en las que el sol es más peligroso son de 12h a 15h.

7-  Es falso que si nos exponemos al sol con un factor de protección alto no nos pongamos morenos. Por tanto, no usarlas o inventar unos “potingues” caseros para aumentar el bronceado es altamente peligroso.

8-  Beber agua, durante todo el tiempo de exposición es básico si queremos mantener la hidratación interna y la elasticidad de la piel.

9-  Después de la exposición solar, es muy importante aplicar cremas hidratantes con aloe vera, que hidraten la piel, la reparen, calmen y consigan mantener el bronceado más tiempo.

10-  Exfoliar la piel mientras nos duchamos una vez a la semana, para eliminar las células muertas de la piel y conseguir que al broncearnos sea sobre una piel sana.

Siguiendo estos sencillos consejos conseguiremos mantener una piel sana y bronceada durante todo el verano. Como siempre, púbilcamente, evito especular con las diferentes marcas de fotoprotectores, nutricosméticos, cremas hidratantes…, pero también como siempre estaré encantada de recomendar en privado las mejores opciones.

piel sana

Aliméntate también  de sol,…sano

DIETA

Comer bien para broncearnos saludablemente. Fotoprotégete!

junio 20, 2017

Comer bien para broncearnos saludablemente ¿Debemos tomar el sol mientras nos ponemos “morados” de comer? Nada de eso. Aquí tenemos unas cuantas pautas para esta época.

Llega el verano y con él las ganas de ponernos morenos. Pues bien, vamos a ver como puede ayudar nuestra alimentación a broncearnos y a disfrutar con más tranquilidad del sol.

ensalada-surtida

El “color” en la comida nos fotoprotege

Es de sobras conocido que el sol es necesario, no solo , para que se produzca la síntesis de vitamina D (importante para nuestros huesos) sino como buen coadyudante antidepresivo. Pero, también se sabe, los perjuicios que puede ocasionar una exposición prolongada y sin protección al sol. El fotoenvejecimento cutáneo, melanomas o lesiones benignas en la piel son unos ejemplos del porqué debemos protegernos “por fuera” y también ” por dentro”.

Podemos empezar por preparar la piel y el tono con una dieta rica en antioxidantes como betacarotenos, vitaminas C y E y ácidos grasos. Una buena ensalada a base de tomates y zanahorias aliñadas con aceite de oliva virgen, podría ser un ejemplo. Si además la combinamos con unas sardinas o atún fresco a la plancha, incorporaremos los “omega3” nos aportarán firmeza y elasticidad en la piel. Los zumos, fuentes de vitaminas, sobre todo la C, harán de una hidratación extra una bebida ideal.

¿Cómo sabemos que lo que comemos nos protege?

Solo hay que poner imaginación y color en los platos. El color de las zanahorias, maíz y el caroteno. El licopeno y el rojo tomate. el verde oliva brillante de la Vit. E. El amarillo de la yema de huevo con su luteína y xeaxantina… etc

No obstante no olvidaremos , en absoluto, beber. Tomar agua durante el todo el día y durante la exposición al sol, abundantemente. Y no olvidar jamás utilizar frecuentemente un buen fotoprotector.

Es bonito tener un tono bronceado en la piel pero más bonito es ver una piel sanamente bronceada y tonificada.

DIETA NOTICIAS

Proteger y broncear…comiendo!

julio 28, 2015

El sol es fundamental en nuestra vida pero, también, nos ocasiona y provoca muchos problemas. La piel es el primer órgano que que le planta cara y que nos protege de su “lado oscuro”. Comiendo podemos ayudar a protegernos de él y a la vez, aprovecharlas ventajas cosméticas del bronceado.

En verano, gracias a ese maravilloso sol, nos resulta más fácil sintetizar la vitamina D. El día; más luminoso y cálido, ahuyenta las depresiones incipientes o tristezas y nos alivia la ansiedad y el estrés. pero también es cierto que la exposición al sol sin protección y sin control del tiempo, puede  que provoque un envejecimiento precoz en la piel,  daños diversos graves vasculares, degeneración en el tejido conectivo, anomalías benignas de los melanocitos, y lo que es más grave, cáncer de piel.

alimentos-antioxidantes

Cada día hay más conciencia a la hora de utilizar fotoprotectores si vamos a la playa o piscina. Los niños y los bebés hace no salen de paseo en verano sin una cremita con factor de protección total en su piel. Ahora, deberíamos también empezar a pensar como protegernos desde dentro.

Hay frutas y verduras que nos previenen de “esos” peligros y que además… nos van a potenciar el bronceado!.

Preparamos la piel y potenciamos el tono con una dieta rica en antioxidantes, betacarotenos y ácidos grasos.

Ensaladas diarias con tomate, zanahorias y un buen chorro de aceite de oliva virgen extra, nos aportan una buena dosis de betacarotenos, vitamina E y Licopeno. Los pescados azules (caballa, jurel, atún, boquerones, sardinas,..) aportaran la parte de firmeza y elasticidad en la piel. Para potenciar el bronceado nos aliaremos con papaya, mango, espinacas, calabaza, melocotón. Como buenos antioxidantes, actuaran contra los radicales libres e iluminaran la piel y las vacaciones.

antioxidantes_f_improf_858x472

Algunos de los componentes de los vegetales, al mezclarse, ejercen un efecto sinérgico en la actividad antioxidante y fotoprotectora. El beta-caroteno (zanahoria), junto con el licopeno (tomate) provocan una actividad antioxidante a nivel celular. Hay evidencia de que protegen la piel contra las quemaduras solares (eritema solar). Luteína (yema de huevo) y xeaxantina ( maíz) han demostrado su ro protector en enfermedades oculares dada la capacidad de absorber el espectro de luz dañina para el ojo.

Si además tomamos ese cóctel de vitaminas y minerales a diario en forma de zumos, ensaladas, gazpachos, aportamos más agua a la dieta, cosa imprescindible todo el año pero más en épocas calurosas.

alimentos-bronceado-848x477x80xX

Hidratar y nutrir la piel desde dentro, tomando alimentos adecuados, y desde fuera, con cremas fotoprotectoras, nos hará disfrutar de esos días de vacaciones, más seguros, más vitales y más morenos!

A %d blogueros les gusta esto: